domingo, 11 de septiembre de 2011

San Isidro, guardianes de una cultura de 2 mil años,

 
http://src.eluniverso.com/2007/11/09/0001/12/files/11-09-07-a11-012500.jpg
SAN ISIDRO, Manabí. Las principales actividades económicas de esta población manabita es el comercio y la agricultura.
 
San Isidro, a 25 Km. del mar y 135 metros s.n.m., esta ubicado en la mitad del mundo, en una hoya, rodeada de colinas que ocupaban de mirador para alertar posibles invasiones. Era un centro ceremonial de importancia regional, con estructuras de al menos 17 metros de altura, por 100 metros de diámetro, con un volumen de 88 mil m3 de tierra compuesta. Su área poblacional primitiva abarcó una extensión de 70 hectáreas planas. 
La tola de San Isidro, un auténtico ícono de la parroquia, que  fue adquirida para construir una vivienda para su familia,  por el  ciudadanochileno, Don Simón Muñoz Lara, (fallecido)
Algunos destacados estudiosos como José García Vélez, creen que San Isidro es la pretérita Císcala, importante centro de intercambio comercial, cultural, religioso y político.

San Isidro en la década de los setenta del siglo pasado, fue victima de una ola de huaquerismo, miles de piezas arqueológicas Jama Coaque se llevaron para ser vendidas a los coleccionistas de Guayaquil, Quito y Cuenca. Una vez que el Banco Central cerró las compras de arqueologías (que inició en Quito 1960 y en Guayaquil 1974), el tráfico de antigüedades siguió su ritmo. Manabí y Esmeraldas, principales ejes de la cultura eterna, quedaron vacios de objetos de oro, plata, spondylus, cerámica, piedra, hueso y madera.

En todo caso, el 95 por ciento del depósito encontrado en San Isidro, se encuentra en la reserva del Banco Central. En los años ochenta, estuvo in situ una misión arqueológica de la OEA, Espol y el quiteño Programa de Antropología, pero le corresponde el mayor mérito de difusión e investigación a dos intelectuales manabitas: Prof. José García Vélez, pichota con medio siglo como formador de juventudes cultas y patrióticas..

Sin embargo, el protagonismo es y debe seguir siendo de los hijos de San Isidro, guardianes de una cultura de 2 mil años, descendientes de los “Indios Yumbos de la guerra”, danzantes del cosmos, orfebres mágicos, navegantes de los mares ignotos, primeros exportadores de sombrero Jipijapa.

Hoy, la parroquia sucrense de 82 años, (con más de 40 comunidades), está casi aislada por las carreteras abandonadas, pese a ello su gente se destaca en la producción de maracuyá, cacao, leche, plátano, yuca, etc.

Son ellos, los llamados a unirse, apoyar a don Washington Muñoz Muñoz, verdadero filántropo, muy querido y aprecíado por todo el pueblo popr sus numerosas obras de ayuda social, a través de la Fundación "Agustina Solórzano", el nuevo Centro de Rehabilitación para jóvenes, y muchas más, (Se sabe que se están recolectando datos sobre las actiividades de este hombre querido del pueblo, Wachito Muñoz, que publicaremos opoertunamente), Danilo Cueva y don Polibio Moreira, para lograr para la construcción de  un centro turístico arqueológico, puede llegar a ser parte fundamental de la famosa Ruta del Spondylus.

Las carreteras que comunican con San Iisidro, ya son una realidad, sólo faltan pequeños detallles de aondicionamiento asfáltico para tener completamente acondiconada para un tráfico normal, y debe de ser mega-multi-propósito, por supuesto que San Isidro puede unirse con Canoa, lugar paradisíaco en la costa del Pacífico, ubicado a 17 km al norte de San Vicente, Bahía de Caráquez, el puente de Los Caras y el Aeropuerto de los Perales.

También, San Isidro ha de conectarse con Pedernales que tiene 54 kilómetros de playa para disfrutar y divertirse en familia, como ya se deleitan tantos turistas de la Serranía ecuatoriana en menos de 3 horas de camino.

Con la Ruta del Spondylus, San Isidro tendrá autonomía para establecer una alianza estratégica con Manta, que por su condición de puerto marítimo y pesquero, con sus industrias y talleres puede ofrecer alternativas reales de agroindustria y mercado a los productores del nuevo cantón, que a su vez, cuenta con el recurso humano y las condiciones geográficas para complementar con turismo rural auténtico y ecoturismo, la oferta a los cruceros que nos prefieren. 
 
Fuente:  Teoría del Autonomismo Mnabita
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada